MUJERES MIGRANTES Y REFUGIADAS SE UNIERON EN CONTRA DE LA VIOLENCIA.

En el marco de la “Semana de las Culturas por una migración digna”, que se lanzó ayer para conmemorar el Día de las Personas Migrantes, que se recuerda cada 18 de diciembre, mujeres migrantes y refugiadas del Colectivo Sin Fronteras y de la Secretaría de Mujeres Inmigrantes realizaron un encuentro en el cual abordaron el tema de la violencia que vive este grupo en Chile.

El evento, que partió a las 18 horas, correspondió a una de las actividades que se estarán realizando esta semana en el marco de la celebración. En la ocasión, al menos doce mujeres que pertenecen al Colectivo Sin Fronteras se encontraron en la sede de esta organización, ubicada en la comuna de Independencia, para compartir experiencias e información sobre la temática. Así lo contó Melissa Rocha, una de las fundadoras de la Secretaría de Mujeres Inmigrantes.

“Fue un espacio para hablar e identificar entre todas las violencias que vivimos, y nos dimos cuenta que vivimos varios tipos, como la violencia institucional y entre parejas”, comentó Rocha. Y añadió: “Asistieron mujeres que llevan muchos años en Chile, en promedio diez o quince años, y salieron cosas como una de ellas que hace veinte años fue despedida de su trabajo estando embarazada y no sabía que habían vulnerado sus derechos, pero ahora está consciente y ese es el tipo de información que queremos compartir”.

Para Melissa Rocha, “la idea fue poner en evidencia y denunciar la situación de mayor vulnerabilidad que experimentan las mujeres inmigrantes y en segundo término difundir que es necesario tomar acciones de respuesta frente a ello desde la política que debería tener una mirada intercultural”.

Según explicó, el encuentro se realizó de forma presencial pese a la pandemia, como una forma de ir retomando los espacios para compartir cara a cara, pero siempre bajo las medidas de seguridad. De hecho, dice, este tipo de talleres suele terminar con un abrazo entre quienes participan, pero ayer finalizó con un baile con distancia social ante las medidas de precaución.

Patricia Loredo, dirigente del Colectivo Sin Fronteras, comentó que la jornada se realizó en medio de un contexto especialmente importante en Chile, donde “las condiciones adversas que viven los migrantes se han agudizado y donde se está desarrollando un proyecto de ley de migraciones, y por eso hemos querido tomar más bien acciones propositivas como este encuentro, con el fin de reconocer el derecho a migrar”.

Loredo, aseguró que hoy las mujeres migrantes en Chile, están en una situación de mayor vulnerabilidad en comparación con las nacionales, especialmente en términos de la violencia patriarcal. “Distintos datos dan cuenta de ello, y la falta de acciones de parte de la autoridad hace que haya una desvinculación de la comunidad inmigrante de mujeres en la prevención y respuesta de esta violencia”, acotó.

La dirigente puntualizó: “Por eso este taller tuvo una perspectiva intercultural y tuvo como fin mostrar que en el estado debería instalarse una perspectiva con esa misma mirada y atender los temas de violencia que afectan a este grupo”.

La “Semana de las Culturas por una migración digna” continuará esta semana con un ciclo de actividades que finalizan el domingo 18 y que incluyen una serie de conversatorios, actividades culturales, encuentros territoriales y campañas virtuales.

Fuente original: https://www.revistasur.cl/revistasur.cl/2020/12/mujeres-migrantes-y-refugiadas-se-unieron-en-contra-de-la-violencia/